OTRO TIPO DE MODELO: TALLA 42.

Si el otro día comentábamos lo de la modelo de 65 años, hoy os voy a hablar de una modelo atípica, y no por su delgadez si no por sus cuerpo, sus curvas son deseadas por muchas firmas.

Fue la revista  Vogue la que la llevo al éxito actual, tiene una talla por encima de la talla 40. Es australiana y con su propia línea de baño. Orgullosa de  su cuerpo, como ha declarado en numerosas entrevistas, estamos hablando de  Robyn Lawley es actualmente la primera imagen de la marca Violeta by Mango y no esta libré de polémica. Ha sido nombrada como la modeló plus size, por aparecer en portadas como Elle y Marie Claire. No ha subido a pasarela por la negativa de los diseñadores de alta costura a realizar tallas 42. Lawley demostró que puede protagonizar cualquier campaña y por eso la vimos en la colección de Navidad de Ralph Lauren.

Su desnudo protagonizo la exposición Size does matter, (la talla importa), bajo el objetivo del fotógrafo Kenneth Willardt, Lawley posa en compañía de animales de diferentes tamaños para descubrir el concepto de feminidad a través de un juego de contraste entre luces, sombra y formas.


"Tengo el cuerpo perfecto para ser una modelo de tallas grandes ni más ni menos porque soy de constitución ancha. Eso sí, odio que me cuelguen esa etiqueta como mujer, que no como profesional, porque me parece denigrante", explicaba recientemente en una entrevista a The Guardian"Ni las curvas ni la falta de ellas deberían definir el prototipo universal de belleza y decir que lo delgado es feo me parece igual de grave, dañino e inaceptable que justo lo contrario", apuntaba tajante.


A diferencia de los hábitos alimentarios de otras modelos, ella tiene un grupo de seguidores en Twitter o Instagram, donde  comparte sus fotos de cocina.

Donde sí triunfan sus medidas es el campo de la lencería y los bañadores (de hecho la única ropa que se pudieron poner aquellas modelos de la famosa portada de Vogue Italia fueron bragas y sujetadores de Gucci porque no les cabía ninguna otra cosa). De ahí que hayamos podido ver a Robyn luciendo palmito en ropa interior de la mano de Calzedonia o Chantelle y que la modelo posea, además, su propia firma de moda baño. Un proyecto que lanzó al mercado el pasado agosto y que ha aterrizado recientemente ni más ni menos que en uno de los nuevos vídeos de Beyoncé. 


Robyn Lawley no esta gorda. Puede que sus rotundas medidas (99-78-106) desafíen las redondez numérica del 90-60-90, con su sola presencia en la industria, Robyn demuestra que no hay cifras que mida la bella. Aunque si le preguntas, dirá "que el tamaño si que importa.... y mucho!"



¿Qué hay de apasionante en tener un talla 44? ¿Es por que esa persona exhibe control de un mundo hedonista?¿O es solo por que es un herramienta de la manipulación que sufrimos? "Yo estoy orgullosa de mi cuerpo y de mis defectos" apuntaba para el Daily Beast en el que pedía que se dejase de avergonzar a las mujeres por su cuerpo.

¿Qué os parece que haya modelos desde esas tallas?¿Desfilarías con esa talla en una pasarela?

Comentarios

MONICA ha dicho que…
Hola guapa! me ha encantado el artículo. Yo también tengo la 42 y no considero que esté gorda, de hecho, una 40, 42 o 44 son tallas de lo más normal y las que la mayoría de mujeres tiene. Ya era hora que hubiesen modelos con esta talla que luzcan así de espléndidas. Prefiero ver chicas con curvas en la publicidad que chicas tan delgadas ya que me atrae más el producto porque sé cómo me quedará a mi. Cuando veo modelos tan delgadas luciendo algunos modelitos no me siento identificada así que ya no me llaman la atención. Y para muchas es motivo de complejo verse con tallas que no sean la 34,36 y 38. Nadie debería avergonzarse de su cuerpo por su talla, la cuestión es tener un peso adecuado y tener una buena salud, la talla es lo de menos. Ningún exceso es bueno. Me has alegrado el día.
Besos!