UN DELICIO SATURDAY BRUNCH EN LA TERRAZA DEL REINA SOFIA



Hola corazones, hay veces que sin planear las cosas salen mejor que planeándolas, mi sábado consistía en llevar a mis niños al teatro y luego ir con unas entradas a ver en el Museo Reina Sofía la exposición de Hamilton, y luego invitar a los peques al burguer, y cuál fue nuestra sorpresa cuando al llegar al museo nos dicen que las entradas están caducadas, nos quedamos a cuadros, por no mirar bien las invitaciones.


Yo la noche anterior había recibido un correo donde me invitaba  a lo que iba ser la inauguración, el sábado 21, en la Terraza del Museo Reina Sofía, de tomar un brunch, de manera que me acorde de la invitación que me habían enviado y había confirmado asistencia, y que había subido a mi blog y me puse a leerla, lo que proponían era de lo más interesante tomar un brunch en la Terraza del Museo Reina Sofía, situada en la Glorieta del emperador Carlos V, ¿quién se podía resistir a algo así?



Al llegar a la Terraza del Museo Reina Sofia, y acercarme a la barra, me encontré con María de Rives, y me explicó un poco el funcionamiento del evento que se va a repetir todos los sábado hasta octubre.


Me enseñaron la zona de Kindergarden, servicio de guardería, con horario de 13 a 19 horas y con distintas opciones para entrar, un lugar donde los niños podían disfrutar haciendo puzles, plástelina….mientras uno disfruta del brunch tranquílamente. 



Una vez allí tuve la grata sorpresa de encontrarme con dos grandes conocidos con los que he coincidido varias veces en eventos, Sergio y Adriana, y cuál fue mi sorpresa que ellos organizaban una parte de esta iniciativa tan curiosa, ya que no solo estaba el brunch, la zona de niños, además está Saturday Brunch Market, donde se podían comprar moda, decoración, complementos…, los puestos eran: Miss Olivine,  La Tienda 56, o Tipi Too.

Además podías escuchar música en directo con los mejores Djs nacionales e internacionales. 


¿Qué más se puede pedir?

Estábamos ante la combianción perfecta, tomarnos una copa aconsejada por María de Rives, (Gin, con tónica y algunas piezas de cardamomo, con tiras de limón y naranja), perfecta para esas horas, mientras nos servían los brunch, sin los niños y oyendo una música maravillosa, y todo eso en un ambiente tranquilo y acogedor, donde el ruido de los coches ni se oían debido a lo a gusto que uno se podía encontrar allí.

Los productos utilizados son todos ecológicos. 


Este concepto este basado en el Love Burnch en Londres, Lavo o Bagatell en New York.

Así que ya sabéis, todos los sábados hasta octubre, os esperan unos Brunch deliciosos en la Terraza del Museo de Reina Sofia.


Animaros no os defraudará.


Comentarios