MI VIAJE POR LAS OKTOBERFEST





La auténtica Oktoberfest llega a Madrid del 17 al 21 de septiembre!




Madrid se preparo para celebrar la primera edición de la auténtica Oktoberfest, a imagen y semejanza de la que se celebra en Múnich.

El Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid  convertio su  pista en la carpa de la famosa fiesta alemana. Un ambiente muy especial reconocido mundialmente.



En Madrid Oktoberfest sólo se
sirvio auténtica Paulaner OktoberBier, que se fabrico especialmente para la ocasión. 

Junto a las jarras de Paulaner OktoberBier, en Madrid Oktoberfest se podía disfrutar de una selección de comida alemana preparada por los especialistas de los restaurantes alemanes La Fábrica, que trajeron  todos sus productos directamente desde Alemania.




Durante los cinco días de fiesta,  se podía asistir en sesiones de comida y cena degustando en ella cerveza Paulaner OktoberBier, salchichas, ensaladas, patés, codillo de cerdo, bretzel… y todo ello amenizado con exhibiciones, la hora Prost!, música en vivo del grupo Refresco y decoración que hacia  que uno se sintiera como si estuviera en Múnich.


http://www.madridoktoberfest.es/ 

Por sólo 15 euros por persona, se podía disfrutar de un litro de Paulaner Oktober Bier para cada uno, y dos combos de comida alemana que incluia patés, ensaladas, codillo y salchichas. Y esto se disfrutaba haciendo la reserva en grupos de cuatro o de ocho.



Se pretendía que la Oktoberfest que acogio el Palacio de Deportes fuera como la auténtica Oktoberfest; a imagen y semejanza de la que se celebra en Múnich desde hace más de 200 años, fue a raíz de la boda del por aquel entonces participe heredero Luis de Baviera con la princesa Teresa de Sajonia-Hidburghausen. Los novios de
celebraron la boda con una carrera de caballos en un prado a las puertas de Munich. Hasta la fecha se sigue celebrando la Oktoberfest en el llamado "prado de Teresa".

Esta cerveza empezó a elaborarse en el siglo XVIII por los monjes para aliviar su ayuno, la cerveza era conocida entonces como el pan líquido. En 1627,  Massimiliano I se llegó a 10 monjes  Paules del monasterio de Santa Paola en Italia al Monasterio de Neudeck ob der Au. Así comienza la historia de la cerveza Paulaner, una cerveza que alimenta y es muy saludable.

En esta genuina fiesta de la cerveza, no podía faltar una cerveza certificada, como la que se sirve en tierras bávaras. 

Según el encargado de Paulaner "con esta feria lo que se pretendía era traer la fiesta de Múnich y mezclarlo con el espíritu de los Españoles".

 Madrid Oktoberfest sólo servio la auténtica Paulaner OktoberBier, que se fabrico especialmente para la ocasión, y que es una de las pocas certificadas por cumplir el Reinheitsgebot. 



Sólo las cervezas que tienen un mínimo de 6% de alcohol y que han sido elaboradas dentro de los límites de la ciudad de Múnich pueden ser servidas en el genuino Oktoberfest. ¡Y Madrid te dio la oportunidad de poder probar  dos variedades de Paulaner, con alcohol y sin alcohol!.

Con esta feria se pretende que la gente aprenda a valorar el verdadero sentido de tomar cerveza, que empiecen a distinguir y luego tengan un criterio a la hora de tomarse una cerveza, por eso sólo se ha traído una cerveza con alcohol según el encargado de Paulaner.

La comida 
fue completamente alemana e importada desde este país gracias a los profesionales de los restaurantes alemanes La Fábrica. Codillos, bretzel, patés, ensaladas y salchichas te harán disfrutar de la fiesta como si estuvieras en el Prado de Teresa de Múnich!

Ademas, se podía llevar a los niños, ya que había un área para que los niños pudieran estar mientra nosotros cantábamos,bailábamos y brindamos en MadridOktoberfest, ya que había cinco horas para disfrutar de todo ello. 

Y este ha sido mi viaje por la Feria Alemána Oktoberfest, decir que espero repetir el año próximo.


Comentarios