SIN MIEDO A LA MENOPAUSIA, JORNADA RESUMEN

“La Comunidad de Madrid ha querido dedicar una jornada a hablar y debatir sobre la menopausia sin tabúes y desde todos los puntos de vista, puesto que en esta etapa de la vida de toda mujer hay importantes cambios psicológicos, físicos, sexuales, profesionales… que, con los consejos y pautas adecuadas, pueden vivirse de forma muy positiva”, Doña. Laura Ruiz de Galarreta, Directora General de la Mujer de la Comunidad de Madrid.

- "Esta etapa ha sido una liberación”, Pastora Vega, actriz.
- “Supone un ciclo femenino más, la mujer no pierde visibilidad”, Rosa Villacastín, periodista.
- “Resulta muy positivo disponer de diferentes terapias para una menopausia dinámica y positiva”, Dr. J. J. Escribano, ginecólogo.
- “Las disfunciones sexuales afectan al 20% de las mujeres”, Rosario Castaño, sexóloga.
- “Dieta, ejercicio y medicamentos pueden mantenernos en nuestro peso!", Dra. Delfina Romero, nutricionista.
- “El estilo de vida influye directamente sobre el envejecimiento cutáneo”, Dra. Elena Tévar, dermatóloga.
- “El entrenamiento físico puede ser la medicina del siglo XXI”, Ángel Merchán, entrenador personal.




La Dirección General de la Mujer de la Comunidad de Madrid, con su directora, Laura Ruiz de Galarreta al frente, celebró ayer, 21 de enero, la jornada “Sin miedo a la menopausia”. El acto tuvo lugar en La Casa Árabe de Madrid, y al mismo acudieron como ponentes la actriz Pastora Vega, la periodista Rosa Villacastín, la sexóloga Rosario Castaño, el ginecólogo Juan José Escribano, la nutricionista Delfina Romero, la dermatóloga Elena Tévar, la psicóloga Diana Mayordomo y el entrenador personal Ángel Merchán.

Durante la jornada fueron puestos de manifiestos diversos aspectos relacionados con esta etapa femenina por parte de cada uno de los ponentes.


Por su parte, la actriz Pastora Vega afirmó que para ella “la menopausia es una liberación: he dejado atrás los dolores de riñones, las hemorragias, etc. Hay que hablar del tema y tener una vida sexual activa”. Añadió su disconformidad con que un hombre mayor pueda ser “deseable y estar con una de 25, mientras que una mujer de la misma edad no pueda hacer lo mismo”.

La periodista Rosa Villacastín aseguró disfrutar de la menopausia. “Me cambió la vida acudir a un centro especializado, no he vuelto a tener un sofoco. Hay que cuidarse, alimentarse bien, hacer ejercicio, visitar al ginecólogo y sobre todo valorar este ciclo con las cosas positivas que los años nos dan a las mujeres”. Añadió que la ciencia y la medicina trabajan para que la condición femenina tenga una mayor calidad de vida. “Eso de que hemos perdido visibilidad es una cuestión mental. Existe un empeño de demonizar esta etapa por parte de los hombres, pero es un tránsito, una fase más de la vida femenina, como la maternidad”, defendió.


Por su parte, el Jefe de Servicio de Ginecología del Hospital Severo Ochoa de Madrid, el Dr. Juan José Escribano, habló de lo positivo que resulta el tener diversas alternativas terapéuticas para aquella mujer que precise algún tipo de terapia con el fin de llevar esta etapa de forma dinámica y positiva. Entre los riesgos añadidos, reconoció la mayor propensión a sufrir cáncer de mama. “Al ser este un órgano hormonodependiente, los estrógenos pueden influir negativamente: es cuestión de someterse a los controles médicos habituales”. También mencionó los múltiples avances relacionados con la ginecología estética, como el uso del láser.


Rosario Castaño, psicóloga clínica y sexóloga del Instituto Palacios de Madrid se centró en el cambio de enfoque respecto a la menopausia en las últimas décadas. “Cuando se creó la primera unidad especializada en 1989 por parte del Dr. Santiago Palacios, no se hablaba del tema, y mucho menos de la sexualidad. Sin embargo en la actualidad, varios estudios han puesto de manifiesto problemas sexuales comunes: las disfunciones afectan al 20% de nosotras; lo más señalado, la falta de interés sexual (36%), la incapacidad de alcanzar el orgasmo (27,8%) o las relaciones sexuales no placenteras (25,1%)”. En cuanto a los factores influyentes, la especialista señaló respecto a la edad que “no hay estudios que avalen la inhibición del deseo en ningún periodo”; la comunicación en la pareja; los cambios físicos inducidos por el síndrome menopáusico, como la sequedad vaginal, dispareunia (coito doloroso), vaginismo secundario o inhibición de la líbido; y los cambios subjetivos inducidos por alteraciones de la imagen corporal. En cuanto a las preguntas más frecuentes de las mujeres en la consulta, señaló “¿Qué puedo hacer para mejorar la sequedad vaginal?” (lo sufren el 50% de ellas), cuyo tratamiento son las cremas hidratantes y con estrógenos, seguida de “¿Cómo recupero el deseo?”, enfocándose en fitoterapia, terapia sexual y fármacos como la tibolina o el Bupropión, y como última consulta, la dificultad para conseguir la excitación y el orgasmo, que ven la salida mediante ejercicios de Kegel y el desarrollo de la expresión emocional hacia una misma y hacia la pareja. La sexóloga terminó su ponencia esperanzada con las últimas investigaciones en la Unidad de Disfunción Sexual que coordina, acerca de la radiofrecuencia y el láser para mejorar la mucosa vaginal.


La nutricionista del Instituto Palacios Delfina Romero, explicó que el metabolismo basal disminuye. “Si entendemos que nuestro cuerpo cambia, cambiaremos la actitud”. Reconoció la mayor tendencia al sobrepeso y a la obesidad en esta época. “Pidamos ayuda al especialista y sigamos una dieta, deporte, y si es necesario, medicamentos acordes”.


La Directora de la Clínica Dermatológica Internacional Elena Tévar focalizó sus palabras en los factores extrínsecos y su influencia en el envejecimiento cutáneo propio de esta etapa vital. “La alimentación, las hormonas, protegerse del sol, el ejercicio y evitar el tabaco juegan un papel primordial sobre las arrugas, las manchas, la flacidez y la pérdida de la masa ósea. No podemos actuar sobre nuestro ADN pero sí sobre los factores externos”, denunció, a la vez que señaló la importancia de los tratamientos cosméticos y médico estéticos.

Por último, Ángel Merchán, entrenador personal, calificó a la actividad física como la medicina del siglo XXI, según recientes investigaciones. “Durante la menopausia disminuye una serie de hormonas que produce el organismo, fundamentalmente la producción de estrógenos y progesterona. “Se está investigando cómo se debe orientar el ejercicio para mitigar los problemas asociados a la disminución de la producción hormonal”.

Comentarios