¿QUE TE SUGIERE EL SILENCIO?

¿Qué te parecería disfrutar de unos momentos de paz total en tu mente? Que pudieras darle a un interruptor y “desconectaras” tu cerebro y mente de todo lo que te pasa diariamente, de tus preocupaciones, pensamientos, etc. Científicamente es imposible hacerlo sin dañar tu organismo pero sí que puedes hacerlo de una manera más intuitiva, con la ayuda de los beneficios del silencio. Te los contamos.

¿Qué te sugiere a ti el silencio?

Una buena pregunta que puedes hacerte para saber qué nivel de “enganche” al ruido tienes. Hoy en día estamos rodeados de un sinfín de ruidos constantes: sonidos del tráfico, gente hablando, máquinas funcionando incluso nuestras propias preocupaciones (ese “runrún” constante en tu cabeza).
Hay personas que, aunque no lo crean, no les gusta demasiado el silencio porque se establece una dimensión donde uno está con uno mismo y se enfrenta a esas dudas y preocupaciones que tiene y que tanto le cuesta solucionar, por eso hablan y hablan sin decir nada.
Entonces ¿qué es para ti el silencio?, si crees que te asusta es un buen momento para plantearse el por qué y darle una solución. Piensa que como comenta el neurobiólogo estadounidense Leo Chalupa, necesitamos un día de completo silencio para logra el funcionamiento óptimo del cerebro. Así tu mente podría descansar del continuo bombardeo que sufre.

¿Conoces los beneficios del silencio?

  • Libera el estrés y la tensión del cerebro y el cuerpo contrarestando los cambios que se experimenta al subir la tensión arterial y la circulación sanguínea en el cerebro por la contaminación acústica.
  • Ayuda a desarrollar nuevas células en el hipocampo del cerebro, donde se asocia con procesos como el aprendizaje, la memoria y las emociones.
  • Ayuda a recuperar los recursos de atención que se encuentran en la parte prefrontal del cerebro. Con el exceso de ruido y estímulos te encuentras fatigada, te cuesta concentrarte, tomar decisiones, resolver conflictos o problemas o incluso afecta a la creatividad.
  • Cuando el cerebro está “inactivo” salen emociones, pensamientos incluso recuerdos o ideas que nos ayudan a resolver problemas, cuestiones, ser más creativos, etc. Para llegar a este estado el silencio y la tranquilidad son necesarios.
  • Ayuda de forma terapéutica en enfermedades como la depresión y el Alzheimer ya que estas disminuyen la regeneración de las neuronas del hipocampo.


¿Cómo conseguir esa paz mental con el silencio?

  • Lo ideal sería encontrar un espacio tranquilo donde apenas haya ruido, en plena naturaleza, o si no te puedes ir tan lejos, inténtalo en un parque cerca de tu casa a una hora donde haya poco ruido (incluida la gente).
  • Si no puedes hacer ninguno de las dos opciones, realiza este ejercicio en tu casa (en realidad es donde más te iría bien hacerlo, porque es donde más tiempo pasas), busca tu espacio vital sin ruidos, sin música, ni televisión, ni móvil, es decir, reduce al máximo las fuentes de ruido.
  • Si vives en una zona con mucho ruido, acondiciona tu casa para evitar el mayor ruido posible: utiliza ventanas herméticas o evita tenerlas abiertas mucho tiempo. No uses el televisor de fondo e intenta el uso de electrodomésticos silenciosos.

¿Qué te parece la idea? es bien sencilla y te puede aportar muchísima calma interior, ponla en práctica y recupera tu equilibro….y en silencio…


Comentarios