QUESO DE SUIZA: EL PLACER MAS NATURAL

Quesos de Suiza: el placer más natural 

Los auténticos Quesos de Suiza certifican que son un alimento apto para intolerantes a la lactosa

Un sabor para todos los paladares que es posible gracias a la tradición y el rigor con el que se elaboran

 
Los Quesos de Suiza son famosos en todo el mundo por su inigualable sabor. Sin embargo, también destacan por sus notables propiedades e importantes valores nutritivos y por ser unos quesos aptos para intolerantes a la lactosa y al gluten. 

El queso, como portador de lactosa, es un alimento de semáforo rojo para los intolerantes, que, aunque parezcan un sector minoritario, cada año son más los casos diagnosticados que se suman a este colectivo. Según Fundación Española del Aparato Digestivo, se calcula que entre el 20% y el 40% de la sociedad española podría ser intolerante a este azúcar presente en todas las leches de los mamíferos. 

La lactosa es habitual que se encuentre en gran parte de los alimentos que hay en los supermercados. Sin embargo, los auténticos Quesos de Suiza con denominación de origen, aquéllos que en su etiqueta aparece el símbolo AOP (Appellation d’Origen Protégée) y el queso Appenzeller®, son un semáforo en verde para los intolerantes. 

¿Por qué los quesos suizos no contienen lactosa? 
 Durante el proceso de elaboración, toda la leche se transforma en ácido láctico y otras substancias de las bacterias del ácido láctico. Luego, los quesos suizos están sometidos a largos periodos de maduración, por lo que, en el momento de consumirlos, la lactosa ha sido completamente metabolizada. 

 


  Quesos de Suiza www.quesosdesuiza.com  

Calidad de la leche y riguroso proceso de elaboración Además, son un alimento con altos estándares de calidad: las vacas se alimentan principalmente de pastos naturales y en las queserías tradicionales en las que se producen, no utilizan ningún tipo de aditivo químico. Estos artesanos quesos se elaboran con leche cruda de vaca recién ordeñada, por lo que, al no pasteurizar, conversan mejor sus propiedades y su sabor. Asimismo, esto permite una mejor digestión.

Certificados oficiales

Algunos de los quesos suizos más populares en España han emitido un comunicado certificando que la descomposición de la lactosa se produce entre 24 horas y 72 horas tras la fabricación del queso. 

En definitiva, los Quesos de Suiza con Denominación de Origen AOP (L’Etivaz AOP, Vacherin Fribourgeois AOP, Sbrinz AOP, Le Raclette du Valais AOP, Le Gruyère AOP, Tête de Moine AOP, Emmentaler AOP) y Appenzeller® son un placer apto para todos los tipos de paladares. Sus altos estándares de calidad y sus rigurosas normas, permiten a la población deleitarse con unos quesos saludables, auténticos, sin gluten, sin lactosa y, sobre todo: Naturales.  

Quesos de Suiza: Los mejores quesos, famosos en todo el mundo
 

Los Quesos de Suiza son famosos en todo el mundo gracias al cuidado y a las características artesanales con las que se elaboran. El pastoreo de las vacas es obligatorio en Suiza, país donde está totalmente prohibido el uso de hormonas y antibióticos en la crianza de ganado y donde ningún queso puede fabricarse con aditivos químicos.

Para elaborar un queso suizo se utiliza casi el doble de leche que para fabricar un queso de producción industrial. Las queserías reciben dos veces al día la leche recién ordeñada para garantizar la elaboración de un producto fresco y sano. El uso de leche cruda, no pasteurizada, posibilita un sabor más intenso y potencia los aromas derivados del pasto y forrajes.

La rigurosa normativa, sometida a un estricto control por parte de la Oficina Federal de Agricultura de Suiza, garantiza la elaboración tradicional del producto desde el origen de la cadena hasta el final, momento en el que un tasador certifica que el queso tiene la suficiente calidad para llevar el sello de su región quesera. De esta manera, la denominación de origen suiza es garantía de un producto absolutamente natural

Comentarios