RUTA 2 DE MAYO POR EL BARRIO DE MALASAÑA

A partir del 7 de junio de 2017 en las calles del barrio de Malasaña



Más de 40 comercios y bares de Malasaña reviven la revuelta popular del 2 de mayo de 1808

  • Se trata de un proyecto de dinamización del turismo diurno y la cultura en este barrio de Madrid.  
  • La iniciativa cuenta con el apoyo del Museo de Historia de Madrid y del Museo de Romanticismo
  • Permite que los vecinos de este barrio y los turistas que lo visiten conozcan los hechos históricos que sucedieron aquí hace más de 200 años 

Napoleón Bonaparte, Manuela Malasaña y María Luisa de Parma entre otros llegan a las calles de Malasaña para dar a conocer los trascendentales hechos históricos que sucedieron en este barrio en 1808. 


Aunque, a diferencia de aquel mes de mayo de hace 209 años, no lo hacen en forma de revuelta popular, sino en forma de ruta histórica con un toque lúdico.
Y todo gracias a La ruta del dos de mayo, un proyecto de dinamización del turismo diurno y cultural, desarrollado por los comerciantes de esta zona.
La ruta del dos de mayo arranca el 6 de junio con la presentación oficial en el Museo de la Historia de Madrid y desembarca en las calles de Malasaña el 7 de junio, estando disponible durante todo el verano para que los vecinos y turistas que visiten este barrio revivan este interesante periodo y puedan interactuar con él fotografiándose como si fueran los protagonistas de aquella época a través de las figuras corpóreas a tamaño natural que están repartidas en diferentes ubicaciones de Malasaña. 

Organizada por la Asociación de comerciantes Vive Malasaña
Esta iniciativa, que no requiere de ningún desembolso por parte de los visitantes, está organizada por la Asociación de comerciantes Vive Malasaña.
En La ruta del dos de mayo participan 41 comercios y bares de este barrio. Estos negocios están incluidos en un recorrido por sus calles que muestran una serie de carteles en el exterior de sus fachadas que rememoran los hechos históricos que sucedieron en el año 1808 en esta misma zona. Además, muchos de ellos también permiten inmortalizarse como si fueran los protagonistas de aquella época (Napoleón, Manuela Malasaña, María Luisa de Parma, Daoiz, Velarde...) a través de reproducciones a tamaño natural sin rostro.


La ruta del dos de mayo cuenta con el apoyo del Museo de la Historia de Madrid y el Museo del Romanticismo, ubicados también este céntrico barrio de la capital.
En 1808 Malasaña era el barrio de las Maravillas
Lo que actualmente se conoce como Malasaña era el barrio de las Maravillas en 1808. En aquella época su delimitación coincidía con el espacio interior formado por las calles de Gran Vía, Carranza y Fuencarral.
Esta zona estaba conformada por pequeñas calles, el convento de las Maravillas y el parque de Artillería de Monteleón, que anteriormente había sido el palacio de los marqueses del Valle (nietos de Hernán Cortés).
En mayo de 1808 las gentes de este barrio protagonizaron el levantamiento del 2 de mayo contra el poderoso ejército francés, que dio origen a la Guerra de la Independencia.
Sin embargo, en 2017 Malasaña, contigua a los ejes turísticos de Gran Vía y Chueca (el barrio LGTBI por antonomasia) y tan próximo al Madrid monumental (Sol, Plaza Mayor...), se conoce por su amplia oferta de ocio nocturno y a la mítica movida madrileña que se vivió durante los ochenta.
Pero Malasaña es mucho más: también dispone de una interesante y variada oferta diurna comercial y hostelera, desconocida por la mayoría.
La ruta del dos de mayo pretende dinamizar este barrio con ofertas culturales, gastronómicas y comerciales acercando ese momento tan decisivo de nuestra historia que se produjo hace 209 años a todos aquellos que paseen por el barrio, mientras toman una cerveza en la plaza del Dos de Mayo junto a las estatuas de Daoiz y Velarde o comprando las últimas tendencias en moda o decoración, entre otras muchas opciones. 

Acerca de la Asociación Vive Malasaña
En 2013 con el fin de que los negocios, espacios de trabajo, actividades y profesionales del barrio tuvieran una representación y estuvieran unidos para tener un mayor peso a la hora de organizar eventos, pedir mejoras para el barrio, en definitiva luchar por un barrio mejor para todos.
Vive Malasaña promueve la dinamización del barrio con ofertas culturales, gastronómicas y comerciales que favorecen el bienestar del barrio, comerciantes, vecinos y turistas.

Comentarios