LA APARATOLOGIA GANA LA BATALLA AL BISTURI

Aparatología;  las máquinas que le han ganado la guerra al bisturí






·         Tu cuerpo, por zonas,  perfecto casi de un día para otro
·         Precios cada vez más asequibles y máquinas más indoloras y efectivas

¿Qué es eso de la aparatología?  ¿Cómo nos puede cambiar la fisonomía de nuestro cuerpo, o nuestro rostro? Es decir, ¿cómo nos puede cambiar la vida?

La aparatología es un conjunto de máquinas utilizadas en el ámbito de la belleza y la estética, que nos proporcionan novedosos tratamientos, que nada tienen que ver con un bisturí.  Unas trabajan con el frío, otras con el calor, y jugando y combinando ambos, podemos modelar nuestro cuerpo sin cirugía y a nuestro antojo.

En las Clínicas CRES ponen a tu disposición toda esta extraordinaria maquinaria, y sus combinaciones más efectivas, para modelar tu cuerpo sin que tengas que hacerte un solo corte.


1-CRIOLIPÓLISIS. Cristaliza y destruye la grasa

La estrella de la aparatología capaz de sustituir a la cirugía es la criolipólisis. Tal como indica su nombre, destruye las células grasas mediante el frío, es decir, por congelación.

A la zona que deseas reducir se le aplica una transductor (el efecto es como si te intentara succionar un pequeño aspirador) y se le aplica un frío de -3º, o - 5º, según si la máquina es ya de las de última generación.


La combinación de presión al vacío, que capta el tejido subcutáneo graso, y la congelación de la grasa que se cristaliza, rompe la membrana que acoge la grasa (rotura del adipocito) y la disolución progresiva y de manera indolora de las células grasas.

Lo más interesante, que estás modelando tu cuerpo en la zona elegida, mediante la expulsión de los lípidos cristalizados a través de la orina y el sudor en las siguientes entre dos y seis semanas. Un consejo; más rápido y efectivo si te bebes un par de litros de agua al día. De lo más recomendable.

Por ejemplo, aplicado a la zona exterior del muslo, es lo más parecido a una liposucción al uso.  Con tres sesiones, a 63 € cada una, separadas por 45 días entre una y otra, y realizando el tratamiento no más de tres veces al año.


2-RADIOFRECUENCIA. Una cara perfecta

Se utiliza para tensar. Perfecta para conseguir una renovación facial inmediata, como un efecto “flahs”. El rostro, al instante de acabar la primera sesión, muestra un extraordinario brillo de la piel.

Mediante esta técnica se somete a la zona del cuerpo a tratar a una temperatura de + 42. Para luchar contra un exceso de calor, el cuerpo ordena generar en esa zona de la piel colágeno y elastina.

Tiene una pequeña contraindicación; no se puede realizar si hace menos de 15 días que se ha aplicado ácido hialurólico, porque este se readsorbe con el calor.




3- DERMOPLASTIA. Destierra  la celulitis

Se utiliza para romper la celulitis, es decir, los nódulos de grasa.  Se realiza con una técnica de disparos en la zona concreta. La máquina es una especie de pistola o pistolón, que con cada pulsación rompe la acumulación del tejido graso que se deposita en esas zonas rebeldes del cuerpo, en las que nos es muy difícil eliminar el volumen y la grasa.

Las pulsaciones de la máquina, mediante la estimulación de las ondas AWT, mejoran además el riego sanguíneo y la microcirculación, por lo que activa el metabolismo.  Cuando esto ocurre, también aumenta el flujo sanguíneo, con lo que se ayuda a degradar la grasa y eliminar residuos.

Sus efectos se notan desde el primer momento y son visibles durante los seis meses siguientes, siempre que, claro está, ayudemos a este mantenimiento con  una alimentación equilibrada y ejercicio regular. Se recomiendan entre seis y 10 sesiones. 


4-TRILIPOLISIS  5D, O LÁSER LIPOLÍTICO. Derrite la grasa

Elimina la grasa de forma rápida, segura y duradera mediante la emisión de energía,  con precisión metabólica  y la adecuada intensidad.  Esta energía penetra en las capas más profundas de la grasa localizada y la derrite.

Es perfecta para tratar las zonas con amplio volumen de grasa como el abdomen, las piernas, brazos y los glúteos. Es decir, todas las zonas de “michelines”  que deforman nuestra figura. También mejora la circulación y elimina líquidos. Y es que ataca la célula grasa por tres frentes; el núcleo, la coraza y su contenido, que termina eliminado.

Además de reducir volumen de manera más que evidente desde la primera sesión. En dos sesiones se reducen ya varios centímetros de contorno. Se recomiendan, no obstante, seis sesiones con una semana de distancia entre una y otra, y costaría 399€.

Lo más recomendable para recuperar firmeza tras el láser lipolítico es combinarlo con sesiones de Carboxiterapia.


5-CARBOXITERAPIA.  Inyección de vitalidad y tersura

Para eliminar eternas ojeras y bolsas, desdibujar estrías, varices y arañas vasculares, acabar con la flacidez y rejuvenecer cualquier zona. Este aparato introduce dióxido de carbono (CO2) en la zona a tratar, por lo que la dilata y la “vasculariza”. La reacción a la inyección de dióxido de carbono oxigena las capas de la piel.

Así, aumenta sensiblemente el riego sanguíneo, porque el cuerpo reacciona ante el dióxido enviando todo el oxígeno que le es posible para ayudar a expulsarlo. Esta expulsión arrastra células muertas, grasa… el resultado es una reducción de la celulitis y la grasa localizada, la mejora de la elasticidad de la piel, y la mejora en la producción del preciado colágeno.

La carboxiterapia puede ser facial, por lo que es perfecta contra el antienvejecimiento, la flacidez, coloración de ojeras, arrugas, acné y bolsas. También corporal, por lo que es una gran alternativa a la liposucción para quienes no quieren oír hablar del quirófano, en tratamientos anticelulíticos, estrías, microvarices y grasa localizada.

http://www.cres.com.es/carboxiterapia-corporal/

Comentarios