LA PAREJA Y EL VERANO


Uno de cada tres divorcios se tramitan en septiembre

El psicólogo Jorge López Vallejo da las claves para intentar prevenirlo

Según los datos, la pareja es uno de los grandes factores a quien el verano le puede pasar factura. Uno de cada tres divorcios se tramitan en septiembre. Debemos plantearnos antes de que finalice la época estival el porqué de ello, para conseguir una verdadera medida preventiva y la real solución a los problemas de pareja.

“Es común que después del verano aumenten el número de personas que acuden a mi consulta para realizar terapia de pareja. En verano es cuando más tiempo tenemos a dedicarnos a la pareja y los problemas siguen o empeoran, ya que es el momento  cuando no existe la explicación y el autoengaño. Muchas parejas se autoengañan durante el año y sus problemas los atribuyen al estrés laboral, a no tener tiempo para realizar sus hobbies. ¿Cuál es la solución? Esperar a la vuelta al trabajo, donde la rutina del día a día y el poco tiempo en la convivencia hacen que de nuevo la pareja se sienta en una rutina, un acuerdo, un equilibrio que puede ser sano o patológico según lo perciban las partes” Afirma Jorge López Vallejo.

Tenemos identificado que si la relación de pareja es buena al final del verano la pareja se afianza, pero si es mala al finalizar las vacaciones, el deterioro y después de éstas es máximo y, en muchos casos, irreversibles, aunque tener crisis con tu cónyuge en estos días, no tiene por qué ser un indicador de crisis en la relación. Para Jorge López Vallejo, después de muchos casos de tratamiento los estos son los FACTORES DE RIESGO  que provocan problemas de pareja en verano:

⦁    Mucho tiempo juntos: se comete el error de pasar día tras día juntos sin tener tiempo para estar a solas. Hay que disponer de un espacio individual, para poder hacer lo que se desee, luego resultará más complicado encontrar el equilibrio con la pareja.
⦁    Altas expectativas: al desear tanto las vacaciones, planificarlas y pensarlas, contradictoriamente la mayoría de las veces no suele ir tan bien como habíamos pensado. Expectativas altas son el riesgo de decepcionarnos.
⦁    Contexto de enamoramientos, desamor e infidelidades: El verano es tiempo de playa, de bañadores, de la música, en las conversaciones se habla siempre del enamoramiento, de la pasión o del desamor, del desengaño, de las infidelidades, de las traiciones. Además, es un momento en el que muchas parejas suelen volver a salir de noche y pueden volver a sentirse deseables por los demás… Todos estos factores pueden ser un cóctel explosivo para la supervivencia en pareja apareciendo entre otros el problema de los celos, controlado durante el resto del año.

Estos son LOS TRES PRINCIPALES PROBLEMAS indicadores de que algo está pasando:

⦁    La comunicación: Dar por hecho cosas que no se han hablado antes (ej. “Pensaba que hoy íbamos a ir a cenar, suponía que te iba a gustar…”), puntualizar al otro, corregir, sermonear, tirarle en cara, “deja, ya lo hago yo”, no hablarse, no escuchar…

⦁    La sexualidad: Al tener más tiempo, se pueden propiciar más encuentros sexuales, si estos no se dan, hace que pueda aumentar la irritabilidad y la tensión así como detectarse o hacerse más visible cualquier problema en el área de la sexualidad: poco deseo sexual, eyaculación precoz, dolor en la penetración, algo que puede tener graves consecuencias en un futuro.

⦁    No hay objetivos compartidos: El conflicto surge cuando no hay acuerdos comunes, ir a la montaña y hacer deporte y el otro quiere ir al mar y no hacer nada de deporte, o bien uno siempre quiere quedarse conectado a internet y el otro ir con los amigos.

“Toda pareja pasará al menos una crisis en su vida, debemos evitar asustarnos y sobretodo evitar magnificar. Crisis en japonés se escribe con dos signos que significan: peligro y oportunidad. Una crisis puede convertirse en una oportunidad para cambiar.” Afirma Jorge.

ALGUNOS CONSEJOS PARA LOS QUE SUFREN UNA CRISIS DE PAREJA:

Paradójicamente debemos hacer activamente nada para intentar buscar una solución inmediata, esperar a que pase el temporal, la marea se calma y desde ahí, partir. Esto y aunque parece una prescripción muy fácil o banal, es una de las más difíciles de aplicar. Cuando decimos evitar hacer activamente nada, para solucionar el conflicto, la mayoría de personas no lo pueden hacer, se tiende siempre a ser impulsivos.

Las discusiones hay que afrontarlas, las peleas, las recriminaciones, las críticas, los menosprecios y cuando se está en conflicto hay que enfrentarlo, cuanto más se quieren controlar más se pierde el control, deben crearse momentos de discusión, de acuerdo diario, de reproches si fuera necesario, pero acordado, deliberado,  discutir de forma voluntaria en espacios concretos, diferentes a los entornos de discusión habituales es necesario y para romper reacciones de enfado, es necesario romper también con los espacios comunes y habituales de discusión.

Solemos ver muy rápido lo que el otro no nos hace, no nos da, no nos dice, y en cambio, nos cuesta ser conscientes de lo que no hacemos, no damos, no decimos al otro. Si se quiere recibir, se debe empezar a saber dar, atreverse a empezar a construir la realidad que se desea.
“Es recomendable que siempre que se pueda y se atraviese una crisis de pareja,  se trabaje individual o conjuntamente con un psicólogo, desde otra visión bien técnica, bien objetiva y personal o con una estrategia clínica, ya que ayudará a fortalecer de nuevo la relación para seguir con paso firme el proyecto de vida compartido que se desea”. Concluye el psicólogo.

Sobre Jorge López Vallejo- Terapia Breve Estratégica, una psicología diferente:

 La Terapia Breve Estratégica fue formulado por un grupo de científicos (psiquiatras, psicólogos, antropólogos) de la Escuela de Palo Alto en California en el Mental Research Institute (MRI), instituto líder en el desarrollo de la Terapia Familiar y la Terapia Breve Estratégica, que se ha convertido en el lugar donde ir para cualquier terapeuta que quería estar en la vanguardia de la investigación y la práctica de la psicoterapia.

El modelo de psicoterapia breve estratégica evolucionada, desarrollado por Giorgio Nardone y sus colaboradores en el Centro de Terapia Estratégica (C.T.S.) de Arezzo (fundado por Paul Watzlawick y Giorgio Nardone) se caracteriza por haber establecido un conjunto de protocolos específicos para el tratamiento de diversos trastornos psicológicos. En los últimos 25 años, gracias a un proceso sistemático de “búsqueda-intervención”, el modelo ha demostrado ser un importante instrumento de conocimiento, aplicable en la resolución de numerosos problemas humanos, que abarcan desde el ámbito clínico al ámbito educativo y empresarial.

Esta novedosa técnica es un enfoque original sobre la formación y la solución de los problemas humanos que se basa en fundamentos teóricos y práctica aplicativa en constante evolución sobre la base de la investigación empírica. Se trata de una intervención terapéutica breve (menos de 20 sesiones) que se ocupa, por una parte, en eliminar los síntomas o el comportamiento disfuncional por el cual la persona ha recurrido a terapia, y por otra parte, en producir un cambio de las modalidades según las cuales la persona construye su propia realidad personal e interpersonal.

Es una corriente científica y muy estudiada, pero aún es una gran desconocida. El enfoque estratégico de la técnica, se centra en que los problemas psicológicos como resultado del sistema de percepción de la realidad del individuo aportando soluciones aparentemente ilógicas que buscan la solución rápida del problema. Su clave es que para resolver un problema sólo hay que entender cómo funciona, manteniendo el presente del individuo, sin necesidad de buscar la causa en el pasado. La novedosa técnica mantiene que los intentos arbitrarios de solución puestos en práctica por el paciente o sus familiares, son por lo general los que mantienen el problema o generan nuevos problemas.

Jorge López Pérez Vallejo, en contacto directo con Giorgio Nardone y sus colaboradores en el Centro de Terapia Estratégica (C.T.S.) de Arezzo y con la Escuela de Palo Alto en California en el Mental Research Institute (MRI),  es uno de los pocos profesionales que  trabaja esta  corriente psicológica  tan exitosa, aportando una visión global al paciente gracias a su completa formación con sus tres carreras como psicopedagogo, educador y psicólogo. Su experiencia, bagaje profesional  y  amplia formación, hacen que sea el único profesional con los ingredientes esenciales como experto clave de esta novedosa corriente psicológica en nuestro país.

“En un tiempo breve y con una media de menos de 10 sesiones provocamos un cambio en tu vida. Sabemos cuándo y cómo puedes acabar con tu problema”. Jorge López Vallejo (www.lopezvallejopsicologia.com)

Comentarios