TABERNA EL GALLOCANTA, PARA MOJAR PAN


TABERNA EL GALLOCANTA, PARA MOJAR PAN

El castizo Barrio de Las Letras de Madrid alberga desde ahora una original oferta gastronómica basada en huevos, cerdo de Teruel y algo más.
La discreta fachada del número 2 de la madrileña calle de Jesús acaba de cambiar el cartel de El Rábano por el divertido logosímbolo de la Taberna El Gallocanta. Y es que, a pesar de que las últimas décadas plagaron las cartas de los restaurantes patrios de  esferificaciones, cocina molecular, deconstrucciones y humos, los propietarios de esta nueva taberna están convencidos de que la imaginación no está reñida con uno de los productos más ancestrales y humildes de nuestras mesas: un simple huevo de gallina.

Con esta premisa en mente, Santiago Vaca de Osma y Manuel Herrera y Coronado decidieron a finales de 2017 adquirir el antiguo Restaurante El Rábano, abierto desde 1965 frente a la emblemática Iglesia de Jesús de Medinaceli, para transformarlo en la Taberna El Gallocanta. Las dos plantas del antiguo restaurante han sido remodeladas para dar paso ahora a un original local en el que disfrutar de una carta que parece sacada del cuento de los hermanos Grimm, Los músicos de Bremen.


Éstos son los cinco capítulos del cuento:

- Capítulo 1 ¨La gallina pone¨:
El leitmotiv de este restaurante, el sencillo y suculento huevo de gallina criada en libertad, se expresa a través de su tortilla de patatas agrias con cebolla dulce de Fuentes de Ebro, los huevos fritos con puntilla y jamón de Teruel acompañados de patatas fritas crujientes o chistorra de Arbizu, y más…

- Capítulo 2 ¨El gallo se entretiene¨:
Pero, como no sólo de huevos vive el hombre, el gallo asoma la cresta y se entretiene compartiendo una ensaladilla rusa con bien de bonito, tomate de la casa con bonito, huevo y pepino o pisto de La Mancha con dos huevos fritos. Y más…

- Capítulo 3 ¨El pollo Pica¨:
Picoteo en estado puro: unas croquetas de jamón, pollo y huevo o un pinchito de pollo de corral relleno de jamón, queso y champi con salsa española y fritas. Y más...

- Capítulo 4 ¨El cerdo presume¨:
En Teruel pueden presumir de su jamón y en El Gallocanta se presume con una fuente de jamón de Teruel Reserva Oro con pan y tomate o un solomillo de cerdo macerado y fileteado. Este delicioso cerdo blanco pide salsa y en Gallocanta se la dan con una receta propia y registrada: la salsa Rusticana, creada especialmente para acompañar este producto. Y más…

- Capítulo final ¨El borrico mira¨:
Postres sencillos y bien elaborados como la cuajada de la casa con miel especial del monte o la fruta de temporada en dados rematan esta original carta. Y más…

- ¿Quieres que te lo cuente otra vez?:

Productos de temporada y ¨fuera de carta¨ cambiarán, de vez en cuando, el cuento. Y, además, todos los personajes disfrutarán de una bodega que tendrá como referencias fijas las de Finca Herrera Vignerons, pero que se renovará constantemente con vinos originales y distintos de elaboradores de ¨amigos de la casa¨, algún champán (¿dónde dice que los huevos fritos no maridan bien con el champán?) y destilados en horario afterwork, que juntos constituyen la ¨oferta líquida¨ de taberna junto a la madrileñísima cerveza Mahou o el vermú Martínez Lacuesta.

Abogando por la excelencia del producto, todas las elaboraciones del establecimiento se hacen con aceite de oliva virgen extra de la variedad Picudo de Aceites Valderrama, famoso por ser el escogido por más de 80 chefs con estrellas Michelin. Es el único utilizado en la taberna, tanto para frituras como para aliños, y estará a la venta, como la salsa Rusticana y los vinos de Finca Herrera, para los que decidan recrear el cuento en casa. Para ellos, la moraleja de nuestro cuento: da igual si fue primero el huevo o la gallina, lo importante era el gallo.

Taberna Gallocanta
Calle Jesús, 2 
28014 Madrid
Reservas: 91 429 27 62
www.elgallocanta.es

No hay comentarios: